Memorias

Hoy es un buen día para hablar de las memorias. Ya estamos a 30 de octubre, ¿Qué significa eso? Significa que ayer se cumplieron 46 años de la primera transmisión de datos de ARPANET, lo que marcó el inicio del Internet y esa es una gran historia que todos deberíamos recordar. Hoy también quiero contar una historia sobre mi y el tiempo que ha transcurrido desde hace unos años. ¿Por qué hablar de historia hoy? ¿De que memorias me hablas? ¿USB o SD? Para mis lectores (que probablemente son 0 en este momento) resulta que ayer se cumplieron cuatro años y una quincena desde mi última publicación. Empecemos por el principio, y lo digo de forma literal:

Hace muchos años yo era un niño pequeño, como cualquier otro niño. Iba al kinder y jugaba con las canciones a la hora del recreo mientras dibujaba bolitas el resto del día. Con el paso de los años crecí y entre a la primaria. Hay una anécdota personal que me gusta mucho y en realidad suelo contar muy poco, pero describe perfectamente el tipo de persona que soy. Durante mi primer año de primaria salía a jugar por las tardes con mis amigos de la cuadra, y cuando se hacía de noche continuaba jugando en mi casa ¿Qué juego? Básicamente soy el único niño que entendía que aprender es una actividad muy divertida, y me pasaba las tardes haciendo los ejercicios de mis libros de texto gratuitos. Leí todo el libro de español, termine todas las actividades a mitad del año, hice los ejercicios de matemáticas y los de ciencias naturales, aunque esa era mi materia menos favorita (me gustaba, pero no tanto). Con el paso del tiempo incluso una maestra me regalo libros de otros años para que siguiera estudiando. Para mi todo eso era más un juego o un pasatiempo que algo serio. Por supuesto, cuando tienes 9 años no te das cuenta de lo raro que es ver a un niño estudiar, ahora lo se. Con el paso del tiempo termine entrando a una escuela particular (aún en primaria) y para mi sorpresa encontré algo muy interesante: una biblioteca en el salón de clases. Como de costumbre yo era el primero en terminar todos los trabajos y ejercicios, por lo que me dirigía al estante y sacaba un libro para esperar a mis compañeros. Fue en ese año cuando me di cuenta de mi gran pasión en esta vida, el estudio y la academia. Para mi encontrar textos que hablaban de física, de química, de biología, ver por primera vez expresiones algebraicas y comprender que el mundo puede sintetizarse en muchos símbolos me cambio la vida. Hasta aquí señores la historia de mi niñez, una infancia fuera de lo común para la mayoría, y que se centraba en el estudio, la curiosidad, las ganas de aprender y la capacidad para hacerlo (eso es lo más importante en este caso). Como este es un blog centrado en la informática, la programación y otros demonios del mismo calibre explicaré como entre a este mundo.

Durante la primera yo tomé algunos cursos de computación y era “bueno” con la computadora, claro que en este caso “bueno” significa saber más que tus padres y explicarles algunas cosas cuando no podían usarla. Word ya existía y era lo que me hacía ser un buen técnico en computación. Todo cambio cuando entré a la secundaria. Un par de meses antes contratamos una conexión a Internet. En aquel tiempo aún era Dial-Up, con un modem que realizaba llamadas a través de la línea telefónica. Por algún motivo una prima me menciono el gran tema: Los hackers. Pensando en mi como un pequeño genio, me dijo que aprendiera a hackear cuentas de hotmail, que en ese entonces era lo de moda. Para que quede en el registro nunca he hackeado un correo, y lo que sucedió fue … tengo que contarlo por que no encuentro una forma de expresarme. Lo primero que encontré respecto al tema, y la peor forma de iniciarse, fue la gran revista de Phrack. Temas que se centraban en centrales telefónicas y muchos otros que incluso hoy en día me parecen totalmente fuera de mi alcance. Con un poco más de búsquedas encontré información cada vez más fácil de digerir, pero definitivamente muy distantes a lo que se puede considerar un acercamiento normal al tema. Ingeniería inversa y programación en ensamblador fue el primer paso al mundo del hacking para mi. Con el tiempo me volví bueno para la programación en ensamblador y pasé a otros lenguajes como C, C++, Java. Entendí la importancia de HTML y JavaScript en la web y estudie los temas. Por aquellas fechas yo era un solitario trabajando en mi mundo cuando descubrí los foros. Mi primer foro fue Hacker Array en los servidores de Mi@, una empresa de hosting española. Aprendí muchas cosas en esos foros y de forma increíble, me volví moderador en varios foros de programación (hoy lo pienso y que un niño de secundaria sea moderador de un foro me parece algo muy chistoso, ¿qué pensarían los usuarios si saben que eso estaba sucediendo?). Con el tiempo salí de ese circulo para ingresar en algunos otros foros más nacionales. Lo que me llevó a mi primer gran momento hacker. Durante esos momentos los foros SMF (Simple Machine Forum) erán la norma y en mi primer foro externo me di a notar por que me volví administrador gracias a un fallo que encontré y no estaba documentado. Mi primer 0-day. Gracias a los usuarios de ese foro conocí un poco de la escena nacional y me acerque a los sistemas Linux.

Entre las muchas cosas que logré en los foros y con mis conocimientos termine entrando a un grupo de programación, donde la gran mayoría radicaba en España (mi vida estuvo llena de grupos extranjeros, debo decir). Con ellos trabaja bajo un seudónimo distinto y realice lo que para mi es el logro más grande de mi carrera no profesional: el diseño de un sistema operativo. La maquina cargaba el código y mostraba una consola muy básica. Para continuar estando en la secundaría, ese fue un gran éxito. Hasta el día de hoy no he hecho nada de lo que me pueda sentir igual de orgulloso. Por aquellos años encontré el foro de el-hacker.net aún mantiene El Brujo. Los veteranos entenderán por que considero como leyendas a personajes como Rojodos, Hendrix, Sir Dark Cat, Komtec1. Todos ellos muy de la vieja escuela y que se han ido diluyendo, pero en su momento eran los grandes.

Tras mucho ir y venir en los foros decidí crear mi propio grupo. Fue entonces cuando conocí a Lozano y creamos un foro inicialmente pensando en temas de programación y hacking web. Esos fueron los inicios de RIC (hoy inexistente). Con ellos aprendí muchas cosas, y ellos aprovecharon al grupo ya que al vivir todos en el mismo país llegaron a conocerse en persona y organizar varios encuentros (a los que me hubiera encantado asistir). A su lado hicimos un poco de historia. Durante los 3 años anteriores al grupo yo me dedicaba a jugar Wargames, juegos de práctica para los hackers, y con ellos iniciamos un nuevo tipo de retos, los CTF’s. Eramos buenos y algun tiempo estuvimos en el Top 20 de latino américa. Estamos hablando de fechas cercanas al 2008. Después 5 años dedicado al tema veía los frutos de mis desvelos. Por razones que tienen mucho que ver con mi posición geográfica me empece a separar del grupo. Volvía a ser un llanera solitario. y la historia a partir de este punto se vuelve más fácil de contar.

Antes de explicar lo que sucedió entre el 2008 y el 2011 contaré lo que paso estos 4 años perdidos. Lo que sucedió fue la vida. Entré a la universidad (a la carrera de física aplicada, que como es de imaginarse resulta ser muy demandante), tuve una novia, tuve trabajos, me dedique a husmear un poco el mundo del software libre y de Linux, y finalmente deje que todo se fuera. Triste, si, cuando pienso todo lo que deje ir, me da tristeza. Pero estamos de vuelta en esto y explicaré que sucedió y que me trajo de nuevo a este mundo.

Cerca del 2009, ya con mi grupo desintegrándose, conocí a un buen amigo, Hecky. Con él jugué muchos wargames y coincidíamos en el hecho de ser mexicanos (prácticamente el único hacker mexicano con el que me llevo después de tantos años). Empezamos a jugar en CTF’s y a pasar un buen rato resolviendo diversos retos hasta que desaparecí. Y el fue mi punto de vuelta ¿Por qué? Porque no se puede negar lo que se es. A mediados de este año (agosto) la necesidad apareció y tuve la idea de generar una aplicación como negocio. La aplicación (que aún sigo desarrollando) tiene una función crítica por lo que requiere ser totalmente segura. Programación, seguridad informática, no había forma de no regresar a este mundo, sobre todo porque más de la mitad del tiempo que ocupe en el diseño inicial se fue en cuestiones de seguridad. Tuve que repasar algunas cuestiones y ya entrado en trabajo pensé en buscar una opinión externa. Ahí es donde Hecky apareció como mi primer opción a pedir ayuda. Lo contacté y en nuestra plática me entere de la situación actual de la escena en México: inexistente. No es para alarmarse, tengo planes para cambiar eso (todo yo, ya lo se). Lo importante es que en estos días he desempolvado mucho mis habilidades, conocimientos, y mis debilidades. Ahora como estudiante de una carrera entiendo la diferencia entre el trabajo amateur que solía hacer y el trabajo académico. ¿Cómo resumir los últimos dos meses? Contacte a Hecky, el me contactó con otros compañeros de trabajo. Jugamos un CTF. Quedamos en un buen lugar (60 de mas de 400), y solo entre nosotros dos ya que sus compañeros no llegaron a la cita (Recuerden: la escena esta prácticamente muerta:( ). Un par de semanas después lo conocí en persona, y me presentó a otros compañeros, con los que espero poder contar en fechas posteriores, aunque parece que nos encontramos en situaciones difíciles para jugar.

¿Cuáles son mis planes? Aún no lo se, tengo posibilidades de entrar a esto de forma profesional, pero hay muchas otras cosas que quiero hacer antes de vender mi tiempo. Crear una escuela es uno de esos proyectos y cada vez se ve más cercano, solo el tiempo dirá. Por ahora muchas cosas me llaman la atención: los sistemas NoSQL, nuevos lenguajes de programación como Erlang, sistemas electrónicos y las microcomputadoras como Arduino y RaspberryPi, estudiar todo lo que ya conocía y he comenzado a olvidar, la física y las matemáticas que siempre estarán rodeando mi trabajo, criptografía, y por supuesto los wargames y los CTF’s, la razón de que todo esto exista y siga creciendo. Si todo va bien y como lo tengo planeado, hay muchas cosas que publicaré en estos próximos meses que será interesante y único, por que tengo un enfoque distinto para las cosas en este punto de mi vida y estoy seguro que vendrá a ser refrescante en una escena que grita para poder sobrevivir y seguir creciendo.

Esas son mis memorias, y quizá en un futuro todo lo que escriba aquí terminará anexándose en otra entrada-resumen, lleno de mis memorias, mis memorias del futuro.

Anuncios

One thought on “Memorias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s