Bienvenido al mundo real

Como cada fin año la gente se propone nuevas meta a realizar y comienza a hacer su lista de propositos. Para algunos es el bajar de peso, aprender un nuevo idioma, salir de viaje, hacer algo que quedo pendiente este año. Para mi este año me ha abierto mucho las expectativas para el siguiente. Hoy en mi lista se encuentran algunos proyectos muy ambiciosos y me han empezado a generar movimientos en mi vida que no tenía contemplados para nada. Sin embargo estas fechas también son para reflexiónar, para plantearnos nuestra situación actual y como es que hemos llegado a ella. No es que pretenda hacer una crónica de este año en mi vida ni juzgar aquello que definitivamente no conozco pero me parece importante resumir mis pensamientos antes de avanzar y curiosamente todo esto ha ocurrido cerca de fin de año. Incluso me dan ganas de comenzar preguntando ¿coincidencia o destino?

TL;TR El problema está en que nadie parece tomar en cuenta dos factores (que pueden contarse como tres): Estamos en México (y para este caso estamos en Latinoamérica, que la situación es igual al sur de este país), los que tienen noción de la situación se aprovechan de aquellos que la desconocen, y los que no son abusivos no dan mucho tiempo a los demás por que la vida y el trabajo no lo permite: Bienvenido al mundo real

En un principio la historia es conocida. Me gustaba la computación, aprendi a ser hacker (en el viejo sentido de la palabra), me volví muy bueno y desapareci. La vida personal y escolar fue todo para mi. En Agosto de este año un proyecto se me ocurrió y fue la excusa perfecta para volver a entrar a esto de la tecnología. Empezé a desarrollar una plataforma (aún medio secreta ya que no pudo despegar) y poco a poco fui retomando lo que dejé. Contacte personas y me he dado cuenta de algo: Por primera vez en mi vida siento que estoy entrando en el mundo real. Hace muchos años, cuando recién iniciaba, para mi todo esto era un juego, nada que debiera ser tomado en serio. Sin embargo me doy cuenta de lo realmente serio que se ha vuelto todo esto y de lo triste y deplorable que es la situación. No se hasta donde tenga alcance el problema (y eso pensando solo en lo que yo considero un problema) ni si es posible hacer algo al respecto, pero ¿qué problema?

Hace unos meses contacte con una empresa que se dedica a levantar capital para startup’s. Mi idea fue seleccionada para presentarse en México, DF y en mi inocencia creí que tendría la oportunidad de iniciar mi propia empresa. Que ingenuo fuí. A una semana de irme a México me dijeron que tenía que llegar con al menos 30% de la inversión inicial recaudada ¿Qué no se supone que ellos son una empresa que consigue capital de inversión? ¿Qué tipo de broma era esa? Y no, no era broma. Después de un mes solo consegui $1 200 pesos (cerca de $10 dolares). Por supuesto el proyecto se canceló, pero me ha generado muchas dudas sobre la viabilidad de producir una startup tecnológica en este país. En definitiva existen medios, recursos, personas e ideas. ¿Qué falta entonces? Esa es una de las problematicas que pienso discutir mas adelante en esta entrada, mientras tanto que siga el relato.

Mientras se acercaba la fecha contacté con algunos viejos amigos; de hecho solo a uno considero amigo, pero me niego a decirles conocidos a secas. Por alguna razón he perdido contacto con él, pero hay que ser positivo y aprender de la situación. Cuando lo conocí todo iba bien aunque entiendo que tiene una perspectiva totalmente distinta a la mía. El trabaja como pentester para una empresa muy importante del ramo y yo, yo hago esto por diversión y nunca lo vi como algo mas que un juego. Quiza ahí está el punto de ruptura. Tras mi regreso jugamos un Wargame, nos fue muy bien y ahora que lo observo con cuidado a pesar de que logramos completar la mitad de los retos siento que somos pésimos para esto, muy seguramente por la falta de practica. Después de un intenso recordatorio muchas cosas me parecen simples (que no es lo mismo que fáciles) y no lo fueron hace un par de meses. Tocará contar como es que todo esto me ha llevado a decir: Bienvenido al mundo real.

Sobre las Start Up’s

Durante estos meses he pasado de ser un absoluto ingenuo a meditar sobre la situación actual del país. Traté de tomar el asunto en mis manos pero el mundo real es muy cruel y las buenas intenciones sirven de muy poco. Trate de levantar una startup y no me fue posible porque en cierta forma el “ecosistema startupero”, como algunos le llaman, está hecho para apoyar a quienes tienen ya un acercamiento a las industrías. Eso no significa que no sea posible intentarlo y hacerlo con éxito. Yo tenía la intención de dictar algunos cursos sobre hacking y debido a que estoy levantando otra startup no he podido darme tiempo para ello. Finalmente mi historia está cerca de convertirse en una historia de exito, y esa es mi mayor molestia. Entender como montar una empresa no debe suponer una barrera de entrada tan grande. ¿Por qué no existe una guía de: Monta tu propia startup? Eso facilitaría mucho el desarrollo del país, eso puedo garantizarlo aunque no sea experto en la materia, simple sentido común. También trabajo en eso, quiero montar una empresa que apoye a las startup’s, pero problablemente esa idea se cristalize hasta mediados del próximo año, o incluso hasta 2017 así que no plantearé nada que este tan lejos mis planes. Lo que si puedo decir es que en México faltan muchisimos servicios básicos técnologicos. ¿Uber? ¿WhatsApp? ¿Facebook? Son empresas americanas para un público americano que no resuelven ninguna necesidad real. Se necesita que las personas planteen un problema dentro de su contexto actual. Una app que me ha llamado mucho la atención es una aplicación que te permite ubicar y calificar moteles en el DF. ¿Tendrá exito en un país como México? Seamos honestos, mas de uno la utilizaría. El punto es encontrar una actividad que una a las personas y empezar a hacerles la vida más fácil. He visto una app que propone encontrar Chef’s como si fuera un Uber culinario. Claro, seguro que alguna vez has necesitado una cena romantica preparada por un profesional pero en un país donde mas de la mitad de la población califica se encuentra en estado de pobreza ¿no hay necesidades más importantes que cubrir? Claro que las hay, y debemos cubrirlas. ¿Soy una autoridad en el tema? No, de hecho recién empiezo y es seguro que muchos problemas, muchos factores, muchas razones mas sean las que van frenando el desarrollo del país, pero no es falta de gente, ni de recursos, ni de ideas, es que aún no estamos preparados para enfrentar los retos actuales, no desde el punto de vista técnico sino del administrativo y social. Se nos olvida que las empresas deben vender, y quienes nos apoyan al final del día están trabajando y buscan una recompensa económica de nuestra parte, así que es entendible que no sean caballeros de armadura blanca dispuestos a todo por nosotros. Así como yo intenté iniciarme en este mundo, decenas de otras personas más hacen lo mismo y si uno no funciona tienen muchos más en la lista de espera. Hace falta apoyo, pero no económico ni de vinculación, porque aquellos ya existen y no dan resultados. El apoyo que hace falta es lo que ahora he aprendido a la mala, alguien que te explique como crecer tu idea y darle forma. Todos esperan que les vendas un proyecto millonario, pero nadie se da el tiempo de ir cultivando ideas. Quiza si se diera más seguimiento a aquellas primeras ideas estaríamos en un país totalmente distinto. Pero esa es solo mi opinión basada en mi experiencia.

Sobre la educación tecnológica

Mi otro gran ideal era mostrar y hacer llegar a un público más grande los temas tecnológicos que se requieren para crecer. Ahora soy un Full Stack Developer por obligación. Soy el único trabajador técnico de mi empresa, y quienes me apoyan lo hacen del lado administrativo. Como alguien me dijo hace unos meses, si llevas un proyecto tu solo o te complicas muchisimo la vida o eres una verdadera eminencia, y prefiero pensar en la segunda. A donde quiero llegar es que he hablado con muchos programadores, muchos hackers, y muchas personas allegadas al desarrollo y la verdad es que siento que existe un gran hueco en la formación de todos ellos. No es que sean malos, o que yo sea mejor, pero se siente que nuestros conocimientos andan flotando. Cierto es que en estos ambientes uno nunca deja de aprender, que cada cierto tiempo aparece una nueva versión del lenguaje, del framework, una nueva tecnología que adaptar. ¿Quién usaba botones de Facebook hace 10 años?¿Y hace 5? Todo cambia muy rápido y es imposible estar siempre al día en todo. Sin embargo cosas muy básicas que yo aprendí hace unos 10 años no han cambiado y me parece que incluso ahí tenemos ciertas deficiencias. Mi excusa es que soy amateur, sin formación profesional, pero no me justifico por eso. Hablando con una persona sobre el tema me llamaba idealista al pensar que es posible hacer que la gente aprenda, finalmente los artículos, manuales y tutoriales están escritos, pero para mi el problema no está en si existen o no temas, sino en la presentación. El punto que a mi me llama la atención es la curva de aprendizaje tan grande que existe. Hoy en día existen tantas herramientas que suceden dos cosas: las nuevas generaciones solo saben manejar frameworks; sin un framework es como si se encontrarán en la dimensión desconocida sin idea de que deben hacer, y la gran especialización en los temas; si no eres un experto en el área tampoco serás capaz de entender nada. Esa brecha que existe entre el trabajo hecho por un framework y el trabajo que se hace a mano es lo que siento que no se hace llegar a las nuevas generaciones. Ese punto intermedio. Por suerte algunos han empezado a trabajar en el tema creando lo que yo considero puntos de referencia. Ejercicios que sirven de repaso y van de un nivel simple a un nivel avanzado. Al ser de repaso suponen que ya conoces el tema, pero si alguien los utiliza como material didáctico serían perfectos para ello.

En fin, creo que esta entrada se ha extendido mucho. Mi conclusión final: La vida es dura, llena de obligaciones y responsabilidades, pero si tan solo nos damos un espacio para respirar y observar a nuestro alrededor podremos ver que una o dos horas al día dedicadas a mejorar el mundo realmente pueden hacer que el mundo mejore cuando mas de uno lo hace. No pondré palabras por escrito sobre ningún proyecto futuro a corto plazo de mi parte, porque no quiero decepcionarme a mi mismo al ver mis promesas no cumplidas, pero si me atreveré a decir lo siguiente: Algo debe hacerse y si por lo menos una o dos acciones de mi parte llegan a realizarse antes de que vuelva a terminar otro año me daré por satisfecho.

 

Feliz fin de año y nos leemos pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s